-A +A

Un gran año de crecimiento energético

F17 de Junio de 2019

 

Por Felipe Porflit, seremi de Energía de Los Ríos.

Hace unos días, la ministra de Energía Susana Jiménez entregó la primera Cuenta Pública Participativa 2018, haciendo un balance de la gestión especialmente enfocado en los avances de los siete ejes estratégicos comprendidos en la Ruta Energética 2018-2022.

El 2018 fue un año muy importante para el Ministerio de Energía, donde se lograron grandes avances y, más importante aún, se definieron los lineamientos para los cuatro años de Gobierno del Presidente Sebastián Piñera.

En cuanto a la modernización energética, la inversión en el sector representó el 21% de la inversión total en el país, aprobándose ambientalmente 65 proyectos de generación de energía, equivalentes a 3.653 mega watts. En términos de energía renovable no convencional, su capacidad instalada alcanzó un 20,6%, con cerca de un 99,4% conectado al Sistema Eléctrico Nacional.

Si hablamos de Energía con Sello Social, más de 2.700 familias tuvieron acceso por primera vez a la electricidad o vieron mejorado su suministro. Además, la Ruta Energética comprometió el desafío de elaborar el Mapa de Vulnerabilidad Energética del país. La red existente ofrece cobertura a más del 99% de la población. No obstante, aún existen familias que no cuentan con electricidad en sus hogares, por lo que el Mapa ayudará a encontrar una solución más pronta a este problema.

Además, firmamos un acuerdo con las empresas distribuidoras de electricidad y las cooperativas eléctricas, donde se establecieron beneficios para las personas que por razones de salud dependen de la electricidad, como atención prioritaria ante interrupciones, descuento en boletas eléctricas y la no suspensión del servicio por razones de no pago.

Finalmente, en cuanto a la Eficiencia Energética, enviamos un proyecto de ley que fue aprobado por unanimidad en general por el Senado, y que busca generar los incentivos necesarios para promover el uso eficiente de la energía en los sectores de mayor consumo como la industria, minería, transporte y edificaciones, contribuyendo a una verdadera cultura energética en el país.

Como hemos sostenido, el objetivo de nuestra gestión es el bienestar de la comunidad, y así seguiremos trabajando, esforzándonos por construir una sociedad justa y con acceso a la energía de calidad para todos los chilenos.