-A +A

Refuerzan medidas para evitar el robo de cables eléctricos en Atacama

F24 de Enero de 2019
  • La Mesa Regional de Robo de Conductores Eléctricos llamó a la comunidad a denunciar este delito ante Carabineros, la PDI o al fono Denuncia Seguro de la Subsecretaría de Prevención del Delito 600 400 01 01.

En una nueva sesión de la Mesa Regional de Robo de Conductores Eléctricos, liderada por la seremi de Energía de Atacama, Kim-Fa Bondi Hafon y el gobernador de Copiapó, Manuel Corrales González, sus integrantes, representantes de los sectores público y privado acordaron reforzar medidas preventivas con el fin de evitar este tipo de delitos, que pueden provocar el corte del suministro de energía a nivel residencial e industrial.

En la instancia, que también es integrada por las gobernaciones provinciales de Chañaral y Huasco, la Superintendencia de Electricidad y Combustibles, la Fiscalía de Atacama, Carabineros, PDI y las empresas del sector energía: CGE, Transelec y Enel, se hizo un llamado a la ciudadanía a denunciar este delito ante las policías o al fono Denuncia Seguro de la Subsecretaría de Prevención del Delito 600 400 01 01.

Al respecto, la seremi de Energía afirmó que, “la seguridad es una de las grandes banderas de lucha de nuestro Presidente Sebastián Piñera, en este sentido, hoy en día estamos trabajando en una mesa que tiene por finalidad evitar el robo de cables que ha sufrido nuestra Región de Atacama, que es una instancia de carácter público-privada, que tiene por finalidad establecer acciones futuras para, justamente, evitar la comisión de este tipo de delitos. Estamos muy contentos con la convocatoria que hemos tenido, creemos que éste es un paso importante en materia de seguridad y esperamos obtener buenos resultados de la misma”.

Por lo mismo, Kim-Fa Bondi, llamó a la comunidad a denunciar cuando tenga antecedentes o sospechas sobre robo o compra y venta de implementos eléctricos de dudosa procedencia: “el robo de cables genera un daño tremendo a la comunidad, al cortar el suministro eléctrico no solamente se afectan las fuentes de trabajo, sino que también, se afectan a las personas, sus hogares, hay personas que sus vidas dependen de la energía, que son los llamados electrodependientes; y en consideración a ellos, es que llamamos a todas las personas de nuestra comunidad a que denuncien ante el Fono Seguro, ante Carabineros o en PDI, cada vez que tenga conocimiento de la comisión de este tipo de delitos”.

En tanto, el gobernador Corrales valoró la continuidad de la mesa para la prevención e investigación de este tipo de delitos: “Ésta es una mesa de trabajo que, desde que asumió la seremi Kim-Fa Bondi se ha realizado por el tema de robo de cables, entendiendo que el tema de la seguridad es sumamente importante para el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera y estar coordinados es clave para prevenir que sucedan estos ilícitos, no solamente en épocas o momentos de crisis, sino que en todo momento. Así es que vamos a seguir coordinándonos con la Fiscalías, las policías, las empresas privadas y con los organismos públicos”.

Del mismo modo, el coordinador de seguridad pública del Gobierno Regional, Arturo Urcullú Clementi, sostuvo que, “de acuerdo a las instrucciones que hemos recibido por parte de nuestra intendente, Francisco Sánchez, hemos participado en la mesa público-privado relacionada con el robo de cables, que se está desarrollando en la Región de Atacama, teniendo en cuenta que el delito que se está cometiendo ha sido reiterado y que el robo de este material afecta directamente la población”.

Los cables eléctricos de cobres, utilizados por las empresas de trasmisión y distribución en sus tendidos eléctricos, permite llevar la energía a los diferentes puntos del territorio. De acuerdo a  información entregada por Giovanni Baselli Ferrer, gerente zonal de CGE en Atacama, a raíz del robo de cables la compañía reporta pérdidas por más de 500 millones de pesos en los últimos meses.

“Para nosotros es de gran relevancia participar de esta mesa porque queremos dar con las personas que están cometiendo este delito de robarnos las redes eléctricas, las cuales provocan un daño enorme a la comunidad, porque rompen la continuidad del suministro y además son bastante destructivas, porque no sólo roban el cobre, sino que también, dañan las estructuras y, por lo tanto, la reparación se hace bastante extensa”,  aseveró Baselli.