-A +A

Proyecto de biogás en PYMES del sector agropecuario

F30 de Noviembre de 2015

A través de un proyecto denominado “Promoviendo el Desarrollo de La Energía a Biogás en Pequeñas y Medianas Agroindustrias Seleccionadas”; el Gobierno busca avanzar en el fomento de las Energías Renovables No Convencionales (ERNC) y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), impulsando la inversión y el desarrollo del mercado de tecnologías de energía a biogás en el sector lechero del sur del país. Este programa es piloto a nivel nacional, y comenzará con la industria agropecuaria en dos regiones de Chile: Los Ríos y Los Lagos.

La iniciativa, que tendrá tres años de duración (2015 -2017), tiene un financiamiento de aproximadamente 1,5 millones de dólares aportados por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (Global Environmental Facility, GEF), implementado por la Organización de Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (UNIDO por sus siglas en inglés) y ejecutado en Chile por el Centro Nacional para la Innovación y Fomento a las Energías Sustentables (CIFES). El programa también cuenta por un Comité Directivo (CDP) conformado por los ministerios de Energía, Agricultura y de Medio Ambiente.

Frente a este escenario, se conformó en la región de Los Ríos el Comité Asesor Regional del Proyecto (CARP), cuyo objetivo es articular acciones regionales y brindar apoyo técnico a la toma de decisiones que emita el CDP para el logro de los objetivos del proyecto.

Dicho comité que cuenta con un coordinador nacional y una coordinadora regional, está integrado por CORFO; las Seremis de Energía, Agricultura, y Medio Ambiente; el Consejo de Producción Limpia; Consorcio Lechero y el Gobierno Regional.

ERNC
Según explicó el seremi de Energía Pablo Díaz, “el Eje 3 de la Agenda de Energía, Desarrollo de Recursos Energéticos Propios, contempla la línea de acción “Promover el desarrollo de un mercado ERNC de autoconsumo socialmente eficiente y transversal a todos los sectores económicos”. Frente a ello, el Gobierno está comprometido con la reducción de emisiones GEI a través de medidas de mitigación activas, como por ejemplo, una mayor implementación de proyectos de Energías Renovables no Convencionales (ERNC). Actualmente, las ERNC representan un 9,4% de la producción de electricidad en Chile, pero el potencial del país en recursos renovables es significativamente mayor”.

Por lo tanto, Díaz agregó que “es necesario fomentar el desarrollo como autoconsumo en las lecherías de la zona sur del país. Existe una interesante oportunidad para producir biogás en el

sector agropecuario. Los desechos que genera esta industria son ricos en materia orgánica, con los cuales a través de la digestión anaeróbica se produce biogás y bioabono, generando a su vez una solución ambiental al tratamiento de residuos”.

PROYECTO
El proyecto, considera aquellos productores lecheros en las regiones de Los Ríos y Los Lagos que posean entre 100 y 500 vacas, por ser este segmento mayoritario (cerca de un 40%), competitivo, con acceso a información y financiamiento. El potencial de biogás a partir de los purines de 100 vacas es de 9 a 15 kW de electricidad, y para 500 vacas entre 45 a 75 kW de electricidad.

Ante este escenario, el seremi de Energía indicó que “el biogás puede ser utilizado para generación de energía eléctrica y/o energía térmica, reemplazando por ejemplo el consumo de gas licuado. Por otro lado, el bioabono o digestato ayuda a mejorar el aporte a los nutrientes y productividad del suelo. También se puede purificar el biogás y añadir aditivos necesarios para introducirlo en una red de gas natural, o como combustibles para automóviles”.

En tanto, según explicó el Coordinador Nacional del Programa, Javier Obach “este plan piloto es una buena oportunidad para las regiones de los Ríos y Los Lagos, ya que fomentará la generación de energía renovable de autoconsumo en PYMES del rubro lechero, valorizando un residuo, generando capacidades y potenciando la economía local por la creación de una nueva industria local de biogás”.

Asimismo, afirmó que “el tratamiento de residuos por medio de tecnologías limpias no solo contribuye el combate al cambio climático a través de la reducción de emisiones de gases invernaderos emitidos a la atmósfera desde los pozos purineros en una lechería; sino también trae beneficios tanto agronómicos como retornos por ahorros en energía, uso de digestato como fertilizante, entre otros. Además, elimina olores molestos, atracción de vectores como moscas, evita riesgos en contaminación de napas y cursos superficiales de aguas”, sostuvo Obach.

PLAN DE ACCIÓN
Según expusieron los representantes del CARP, esta iniciativa cuenta con un Plan Operativo Anual, que define actividades para el logro de componentes que buscan fortalecer el marco regulatorio de biogás, éstos son: generar capacidades técnicas en las personas a cargo de operar y desarrollar proyectos de biogás; lograr tener una cartera de proyectos replicables en ambas regiones, cofinanciando estudios de preinversión y acercando proyectos a la banca e instrumentos de financiamiento existentes; y hacer un plan de monitoreo y evaluación de los resultados del programa. De este modo, el programa no busca solo el financiamiento de proyectos de inversión, sino que pretende mejorar las condiciones del entorno, y así favorecer la existencia de un mercado local de biogás, con proyectos rentables, con acceso a la banca y con modelos de negocio apropiados a la realidad del sector.

En ese sentido, la seremi de Agricultura Claudia Lopetegui puntualizó que “se debe aumentar el conocimiento técnico y comercial sobre el potencial, costos y beneficios de las aplicaciones de biogás para permitir a los propietarios de compañías tomar decisiones informadas sobre las oportunidades de inversión en este sector. Del mismo modo, el proyecto busca demostrar la viabilidad técnica y comercial de aplicaciones de biogás en las empresas agropecuarias y el escalamiento de sus experiencias dentro del rubro”.

Lopetegui agregó que “se llevarán a cabo actividades de inversión y asistencia técnica para respaldar a las PYMES de la industria agropecuaria en un área geográfica de Chile, se realizarán asistencias técnicas, preparación de estudios de preinversión y planificación comercial guiada. Asimismo, buscará acercar una cartera de proyectos a un instrumento financiero que facilite el acceso a recursos para la inversión. Para ello, se buscará una cooperación cercana con otras entidades gubernamentales de modo de complementar los recursos de esta iniciativa con fondos nacionales”.

BENEFICIARIOS
Con la ejecución de este proyecto de aprovechamiento energético se considera que a través de acciones de capacitación y preparación de una cartera de proyectos de biogás, se beneficiará a varios actores, entre ellos; las empresas lecheras locales que requieran de una solución eficiente para la valorización de residuos; instaladores y operadores de plantas de biogás, favoreciendo el surgimiento de una nueva fuente de empleo y proveedores de la tecnología, así como desarrolladores de proyectos.

Además, según explicaron los integrantes del CARP, se beneficiarán las comunidades locales a través de una mejor salud pública, debido a que la digestión anaeróbica elimina aproximadamente gran parte de los problemas derivados de los malos olores de los purines, así como la proliferación de moscas y otros vectores.

Biogás
El biogás es un gas combustible que se genera por la acción de microorganismos en ausencia de oxígeno (digestión anaeróbica). Este proceso se conoce como digestión anaeróbica y es realizado por distintos tipos de bacterias. Constituye una fuente de ERNC que se utiliza con éxito en varios países del mundo. La producción de biogás es realizada en reactores herméticos llamados biodigestores.

Existe una amplia variedad de biomasa que puede ser transformada en biogás, desde residuos agrícolas provenientes de la cosecha de plantaciones anuales, lodos de plantas de tratamiento de aguas servidas, rellenos sanitarios, y desechos orgánicos – con capacidad de fermentarse-del sector ganadero, especialmente de vacunos y cerdos.

El biogás se puede combustionar para generar electricidad y calor, o se puede purificar en un mayor grado para obtener biometano, un gas similar al gas natural y que tiene las mismas aplicaciones. Este último se inyecta en las redes de distribución de gas o se comprime para ser usado como biocombustible en vehículos de transporte.

En Chile se están desarrollando proyectos de biogás a diferentes escalas y para distintos usos energéticos. En cuanto a los proyectos de biogás que inyectan energía renovable no convencional (ERNC) al Sistema Interconectado Central, a junio de 2015 hay un total de 43,8 MW de capacidad instalada. Destacan los proyectos: Planta Biogás HBS Los Ángeles y Tamm (residuos de planteles lecheros); KDM Loma los Colorados y Santa Marta (rellenos sanitarios); La Farfana y El Trebal (aguas servidas).

El 90% de la industria agropecuaria donde se puede generar potencialmente el biogás son pequeñas y medianas empresas, que poco o nada de experiencia tienen en el ámbito de generación de energía, por lo que el potencial de biogás del país para la generación de energía no ha sido aprovechado en su totalidad.