-A +A

Innovador proyecto para deshidratar productos agrícolas

F27 de Noviembre de 2015

Gracias a su participación en el Fondo de Acceso Energético (FAE) 2014 el equipo de trabajo del Director del Centro de Innovación Energética de la Universidad Santa María (USM), Jaime Espinoza consiguió llevar a cabo un innovador sistema de deshidratado de productos agrícolas, que utiliza aplicaciones solares de baja temperatura.

Este nuevo sistema, que opera con aire caliente solar, fue cofinanciado por el primer concurso FAE vinculado a la línea Proyectos de Investigación y Desarrollo del Ministerio de Energía, con un monto aproximado de 36 millones de pesos, lo que correspondió al 71% de la inversión total.

Su destino fue apoyar a la Asociación de Productores Agrícolas San Esteban, que agrupa a 240 pequeños agricultores de media hectárea, perfil INDAP/Prodesal, con actividad centrada en fruta de exportación, carozos, semillas, nueces y pasas.

Frente a esto el Seremi de Energía, de la Región de Valparaíso felicitó a los ganadores y desatacó que “este fondo es un mecanismo que busca que la comunidad organizada en juntas de vecinos, fundaciones u otro tipo de organizaciones sociales, puedan acceder a financiamiento para el desarrollo de proyectos que implementen soluciones con ERNC a pequeña escala. La USM fue capaz de desarrollar un proyecto realmente estratégico  e innovador y que beneficia directamente a personas de la región y eso es muy valorable”.

El prototipo, tipo container y transportable en camión -pudiendo incluso funcionar durante el viaje gracias a la radiación solar que recibe-, está orientado principalmente a pequeños agricultores con necesidades de procesar entre 500 y 1.000 kg diarios de productos. Además, es de fácil montaje y puede adaptarse a los requerimientos de distintos tipos de demanda productiva y en su fabricación se utilizaron materiales disponibles en la construcción de cámaras frigoríficas, por lo que su disponibilidad se encuentra garantizada en todo el país.

Consultado, Jaime Espinoza señaló que “nos orientamos a diseñar un proyecto que ocupe la energía solar, porque en Chile abunda y hay que saber usarla inteligentemente esto además logra un reemplazo parcial o total de combustible”.

Asimismo indicó que “el conteiner deshidratador en estos momentos  se encuentra en la localidad de El Higueral de San Esteban y comenzara a volver a trabajar con uva, durazno y nueces en la temporada”.

Finalmente, nos contó que tras realizar esta tecnología y gracias a la experiencia adquirida, desarrollaron un modelo más pequeño denominado unifamiliar para 30 Kg el cual posee un módulo Fotovoltaico el cual está trabajando en Vallenar para el INIA.