-A +A

Comprometidos con el buen uso de la leña

F05 de Julio de 2018

 

Por Felipe Porflit, seremi de Energía de Los Ríos

El programa de Gobierno del Presidente Piñera reconoce la realidad del centro sur del país y en el marco de la Ruta Energética 2018 – 2022 del ministerio de Energía, estamos trabajando en regular los biocombustibles sólidos, estableciendo estándares de calidad e institucionalidad definida para enfrentar los problemas asociados a su mal uso y dar formalidad a este mercado. Por lo tanto, el proyecto de INFOR, que permitirá evaluar mejoras de eficiencia energética en las viviendas y disminuir la contaminación del aire, es un gran paso para avanzar hacia planes y estrategias de alcance nacional para revertir las altas cifras de contaminación.

Como Gobierno estamos convencidos que el uso de la leña como fuente de energía en Chile es ancestral. Hoy, la leña sigue siendo parte del estilo de vida del sur, en especial a la hora de calefaccionar los hogares y cocinar alimentos. Este fuerte vínculo de la leña con la cultura es un elemento fundamental para el análisis de su uso. Más de 2 millones de hogares en la zona centro sur del país ocupan leña para calefacción. Si consideramos que desde la región de O’Higgins a la de Aysén, se concentra el 32% de la población nacional, y que de este total, el 70% de los hogares consume leña, entendemos por qué es tan importante generar políticas públicas en esta temática.

Frente a esto, hemos asumido un fuerte compromiso con la ciudadanía. Ingresaremos el proyecto de ley -que declara la leña como combustible- el segundo semestre de 2019, lo que nos permitirá estandarizar, regular y fiscalizar la leña para su mejor uso. También estamos proponiendo hacer proyectos pilotos de calefacción distrital, en alianza con el mundo privado para diversificar las formas de calefacción.

Uno de los compromisos adquiridos en la Ruta es “Regular los biocombustibles sólidos, otorgando al Ministerio las atribuciones necesarias para establecer especificaciones técnicas y el reglamento de aplicación para la comercialización de la leña en zonas urbanas”. Esta es sólo una de las medidas que hemos asumido con el país, porque estamos comprometidos en abordar este problema con la rapidez que la ciudadanía demanda.